FANDOM


Armonía Imperfecta (Imperfect Harmony en inglés) es el tercer episodio de Dragones: Carrera al Borde y el número 43 de toda la serie. Es precedido por el episodio "Ojo del Dragón en Quien lo Mira, Segunda Parte" y sucedido por "Al Caer la Oscuridad".

Trama Editar

Los jinetes van en busca de una base, pero se encuentran con un Canto Mortal que no los dejará irse tan fácilmente.

Sinopsis Editar

El episodio comienza con Hipo mostrándole a los jinetes el mecanismo del ojo del dragón, el cual proyecta mapas e información sobre dragones en un idioma que no habían visto antes. Luego decide mostrárselo al Consejo de Berk en el gran salón e informarles que los mapas que muestra van más allá del archipiélago. Probando que hay todo un mundo más allá de lo conocido, Hipo espera que le den permiso para explorar los nuevos territorios descubiertos.

Sin embargo Patón, miembro del consejo, no ve esto como una buena idea, piensa que ir en busca de nuevos territorios sería ir a buscar nuevos problemas y no le gusta la idea de romper el periodo de paz que ha tenido Berk en los últimos tres años desde la guerra con los berserkers. Sven coincide con él y dice que nada bueno puede salir de encontrar nuevos territorios y dragones. Patón también añade que deberían estar rastreando a Dagur y sus hombres. Hipo le recuerda que Dagur ahora se encuentra aventurándose en esos territorios más allá de sus fronteras, pero que con el ojo del dragó pueden rastrearlo y atraparlo.

Estoico interrumpe diciendo que las preocupaciones y demandas de Patón son razonables y que deberían hacer todo lo posible por mantener la paz. Las palabras de su padre decepcionan a Hipo, pero luego Estoico pregunta que si hubiera algo realmente importante allá fuera, ¿qué tan lejos estarían dispuestos a ir?. Así, el jefe le pide al consejo que por lo menos apoye el propósito de Hipo. Estoico le da permiso a Hipo y Chimuelo de ir a explorar y descubrir este nuevo mundo, asegurandoles que Berk los estará esperando. Hipo inicia su viaje lleno de orgullo.

Justo cuando estaban por partir, se sorprenden de que el resto de los jinetes hubieran decidido ir con ellos, y todos exclaman "¡Al Más Allá!". Horas más tarde, todos los jinetes se encuentran exhaustos, ya que han estado volando casi todo el día. Hipo intenta levantar los ánimos, pero pronto se encuentran en una terrible tormenta eléctrica. Algunos de los jinetes proponen volver, pero Hipo les dice que ya llegaron muy lejos como para darse la vuelta.

En ese momento descubren una apertura entre las nubes y logran escapar de la tormenta. Ante ellos se muestran un montón de islas nuevas. A pesar de este descubrimiento, Patapez sugiere festejar después y dejar que sus dragones descansen. De repente se escucha una suave melodía a la que sus dragones se sienten atraídos. Sin pensarlo mucho, los jinetes aterrizan en la isla de donde proviene la melodía. Ya entierra, los jinetes y sus dragones disfrutan de los enormes lagos y hermosos valles que encuentran, siempre con la melodía de fondo.

Viendo esta isla como un paraíso, deciden acampar allí. Patán se encarga del fuego, armando rápidamente una fogata con un poco de gel de Pesadilla Monstruosa, proveniente de su dragón. Por la noche, ya todos los jinetes se duermen, excepto Hipo y Astrid que permanecieron un rato despiertos hablando de lo hermosa que es la isla nueva y sobre los nuevos dragones que esperan descubrir. En la mañana temprano, Hipo despierta a Astrid desesperadamente ya que, no solo la misteriosa melodía dejó de sonar, sino que también desaparecieron sus dragones.

Buscaron por horas sin encontrar ni pista del paradero de sus dragones, hasta que, afortunadamente, Chimuelo aparece, feliz de haber encontrado a su jinete. Sin embargo, rápidamente se desespera, tratando de comunicarle algo sobre los otros dragones. Chimuelo muerde el pie metálico de Hipo para arrastrarlo hacia alguna parte, aunque no se da cuenta de que se lo sacó de la pierna. Al enterarse, rápidamente se disculpa y le devuelve el pie a su jinete. Hipo decide volar con Chimuelo y buscar a sus dragones desde el aire, mientras que el resto de los jinetes se quedan donde están por si regrezan.

Sin embargo, casi inmediatamente un Trueno Tambor/Relámpago ataca a los jinetes, obligando a Hipo y a Chimuelo a aterrizar para protejer a sus amigos. En ese momento, la misteriosa música que los atrajo a la isla vuelve a sonar, esta vez con más intensidad. Mientras que Chimuelo intenta resistir el impulso de seguirla, el dragón salvaje los ataca con un rugido enzordecedor. Ahora que nadie puede casi ni escuchar sus propios pensamientos, Chimuelo es capaz de concentrarse en alejar al Trueno Tambor/Relámpago a disparos.Luego de superar esta situación de peligro, los jinetes, casi zordos, demandan a gritos buscar a sus dragones todos juntos y a pie. Hipo, también gritando, acepta de mala gana.

Al rato de seguir la fuente de la canción, se encuentran con un lugar oscuro y tenebroso, plagado de huesos de dragón y una sustancia dura desconocida. En ese momento escuchan el rugido de un dragón en apuros y, al ir a investigar, se encuentran con un montón de dragones (incluidos los suyos) atrapados en la misma sustancia dura que encontraron segundos atrás. Patapez supone que hay algo que los atrae con esa canción y los atrapa con la sustancia amarilla para conservarlos y comerlos más tarde. Justo cuando Brutilda pregunta qué los está atrapando, llega un enorme dragón, aquel responsable de todo esto, pero rápidamente se va con su próxima comida en la boca. Afortunadamente, no se da cuenta de la presencia de los jinetes, quienes se habían escondido.

Hipo se sorprende de ver que Paapez es quien decide ponerle nombre primero. Él sugiere llamarlo "Ala Cantante", pero Brutacio propone "Canto Mortal", el cual le gusta más a Hipo. Astrid les dice que no es momento para poner nombres, que hay que encontrar a sus dragones y liberarlos. En ese momento llega el Canto Mortal, a quien Chimuelo decide enfrentarse inmediatamente. Sin embargo, no es rival para el nuevo dragón y termina atrapado en la sustancia amarilla. Hipo ordena a los jinetes liberar a sus dragones, pero esto los convierte en presa fácil para el Canto Mortal y quedan atrapados también. Hipo fue el único que se salvó ya que Astrid lo empujó y recibió el disparo que era para él. Hipo escapa, abandonando tanto a los jinetes como a los dragones, y se resbala al pisar una roca lisa y empinada, saliendo de la formación rocosa donde estaban todos atrapados.

Desafortunadamente, esta ves lo encontró el Trueno Tambor/Relámpago de antes, aparentemente con ansias de venganza. El dragón lo taclea, pero no para atacarlo, sino para mantenerlo fuera de la vista del Canto Mortal, el cual lo estaba buscando. Es así que el Trueno Tambor/Relámpago pasó a ser el objetivo del Canto Mortal. Luego de su ataque, Hipo utiliza su escudo para dispararle unas boleadoras al enorme dragón y mantenerlo ocupado un rato. Teniendo poco tiempo para actuar, Hipo decide montarse al Trueno Tambor/Relámpago salvaje y, reaccionando inmediatamente, éste sale volando lejos del Canto Mortal. Hipo intenta calmar al desbocado dragón que montaba, pero rápidamente se acuerda de que los Trueno Tambor/Relámpagos a penas pueden escucharse a sí mismos.

Al final terminan estrellándose en el piso, pero afortunadamente ninguno d los dos salió herido. Hipo se alegra de ver que el Canto Mortal los perdió de vista, pero rápidamente se acuerda (y se arrepiente) de que fue él quien puso en peligro a los jinetes y los dejó atrapados en la trampa de un dragón que quiere devorarlos. Además, se encuentra sólo con un dragón casi sordo del todo, aunque luego se da cuenta de que eso es una ventaja. Así, Hipo decide entrenar al Trueno Tambor/Relámpago e ir a rescatar a los jinetes y sus dragones.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar