FANDOM



Cómo Empezar Una Escuela de Dragones (How to Start a Dragon Academy en inglés) es el nombre del primer episodio [1] de la primera temporada de la Series TV de Cómo entrenar a tu dragón, Dragones de Berk. Se mostró como un adelanto el 9 de Diciembre de 2012. Junto con "Vikingo a Sueldo".

SinopsisEditar

Hipo intenta solucionar el problema de dragones que tiene Berk lugo de que los Vikingos dejen de matarlos.

TramaEditar

El episodio empieza con Hipo y Chimuelo volando hacia Berk, mientras Hipo narra que, por muchos años, las cosas fueron "vikingo contra dragón", hasta que conoció a Chimuelo y dejaron de matar dragones. Luego aterrizan en la cima de una gran roca sobre el mar, donde los demás Jinetes y sus dragones los esperaban para dar comienzo a una competencia de acrobacias aéreas con dragones, la cual, como siempre, Hipo termina ganando.

Mientras Hipo aterriza sobre la isla, Hipo narra que "los dragones siempre serán dragones". Mientras tanto, los dragones causan desastres por toda la isla: comiéndose toda la comida, rompiendo cosas y rociando el pueblo con "fertilizante" todos los días a las tres de la tarde.

Durante la noche, Mildew es despertado por un Gronckle que pasea sobre techo y luego sale de su casa enfurecido, por un grupo de éstos que se come sus repollos. En la mañana Mildew se presenta furioso ante Estoico y Bocón, a quejarse de los dragones nuevamente; más tarde, se queja frente a un grupo de vikingos diciendo que los dragones son criaturas que "no fueron hechas para convivir con personas civilizadas, que son bestias salvajes, impredecibles", y que deberían enjaularse antes de que destruyeran todo el pueblo. Hipo se molesta tras esto, y explica que "solo son dragones siendo dragones", pero nadie lo escucha.

Más tarde esa noche, mientras Hipo escuchaba, Estoico y Bocón discutían cómo resolver el problema. Hipo le dice a su padre que cree ser el "mejor hombre" para el trabajo ya que es el que más sabe sobre cómo entrenar dragones, por lo tanto Estoico le da una oportunidad.

Al día siguiente, Hipo trata de detener a los dragones de arruinar sus planes. Él queda abrumado por el número de dragones fuera de control, aparte de que estaba fuera de casa a las 3:00 pm, la hora en que los dragones arrojan "fertilizante". Esa noche en su casa, Hipo se recupera de su largo y duro día con Chimuelo, cuando va a visitarlo Astrid, quien señala que es difícil de creer que siga de pie después de fallar en grande tratando de controlar a los dragones. Más tarde, Estoico va con Hipo, quejándose de que la plaza luce como "campo de guerra". Tratando de ocultar sus errores, Hipo le dice a su padre que todo es parte de su plan maestro. Aceptando esto, Estoico se va.

A la mañana siguiente, Hipo tiene una nueva idea: entrenar a los dragones en la vieja Arena, donde mataban dragones como entrenamiento, junto a los demás Jinetes. Astrid dice que no creía que su padre. el jefe, le diera permiso de usar la Arena de Entrenamiento, entonces Hipo acepta que en realidad estaban usando la Arena sin el permiso de Estoico. Él cambia el tema y le dice al resto que los dragones están fuera de control y deben hacer algo, o de otra forma sus dragones serán enjaulados.

Primero, Hipo les muestra al resto algunas maneras de hacer que los dragones soltaran algo, sin lastimarlos.

Cuando la escena cambia, los jinetes, que caminaban por la plaza, se dan cuenta de que no hay dragones por el pueblo. Poco más tarde ven una explosión causada por lo dragones, y se dan cuenta de que todos, incluyendo los suyos, se comieron toda la comida que fue almacenada para el invierno. Estoico ordena a Cubeta y Abono ir a pescar un poco más, y luego le advierte a Hipo que todos los dragones serán enjaulados y enviados lejos a la mañana siguiente.

En el Gran Salón, los jinetes, ahora sin dragones, se lamentan por tener que dejarlos. Hipo promete que no dejará que eso pase, porque Chimuelo es "el mejor amigo que jamás tuvo". Después Mildew se acerca a Hipo, diciéndole que el peor error que pudo cometer es pensar que los dragones pueden ser entrenados, y que un dragón solo hará lo que un dragón hace. A pesar de las malas intenciones de Mildew, a Hipo le da una idea.

En la Arena de Entrenamiento, los amigos de Hipo se despiden de sus dragones. Justo cuando los dragones estaban a punto de ser encerrados, Hipo y Chimuelo aterrizan en la Arena, e Hipo les pide a los jinetes que no cierren las jaulas. Hipo les dice a los demás que los dragones harán lo que hacen, y que lo único que se debe hacer es aprender a usar eso a favor. En la mañana siguiente, Hipo y sus amigos utilizan a los dragones para conseguir comida para las reservas para el invierno, ayudando a Cubeta y Abono a pescar, pastoreando animales dentro del granero, e incluso ayudando a Mildew con su granja de repollos. Desafortunadamente, Mildew se lo dijo furioso a Estoico, que los jinetes no habían enjaulado a los dragones como debían haberlo hecho.

Previendo sus problemas, los jinetes, con sus dragones ahora enjaulados, se mantienen de pie en la Arena, rodeados por el pueblo, con Estoico y Bocón acercándose a ellos, aparentemente enojados. Hipo le dice inmediatamente a su padre que si alguien debe estar en problemas por el asunto debe ser él, pero Estoico dice que todos fueron parte de esto y que "las cosas van a cambiar en la isla". Pero justo cuando Estoico estaba a punto de hablar, Bocón lo interrumpe diciéndole a los jinetes que les entregarán la Arena para convertirla en la nueva Escuela de Dragones. Estoico a pesar de estar enojado con Bocón por no dejar que él diera la buena noticia, dice que todos ellos lo han hecho sentir orgulloso. Bocón luego libera a los dragones (con gran desprecio de Mildew).

Hipo termina narrando que "los dragones no pueden cambiar lo que son, pero quién querría cambiarlos."

Eventos importantesEditar

CuriosidadesEditar

GaleríaEditar

How-to-train-your-dragon-riders-of-berk
Para ver la galería haga click aquí.