FANDOM


El Desafiante (Defiant One en inglés) es el décimo sexto episodio de la serie Dragones de Berk. Fue estrenado el 20 de Febrero en EUA y el 20 de Mayo en Latinoamérica.

TramaEditar

Debido a una tromba, Hipo y Patán quedan atrapados en una misteriosa isla, que más tarde se dan cuenta que es la Isla de Los Marginados. Ya que la cola de Chimuelo fue destruida, su única esperanza es que empiecen a trabajar juntos.

SinopsisEditar

El episodio comienza con Hipo narrando que la vida de un vikingo puede ser difícil, dura y tormentosa y que en algún momento uno tendrá que confiar en alguien para que lo ayude, pero que no siempre se puede elegir ese alguien. Mientras narra esto se ve a los adolescentes volando por un océano tormentoso, con Hipo tratando de ver a través del viento. Patán comienza a quejarse, pero Hipo le recuerda que es su primera misión de búsqueda y rescate. Patán señala que hay mucha búsqueda y poco rescate. Hipo dice que la nave fue al sur, pero Patán dice que irá al norte. Luego desafía por completo a Hipo y le dice que ya no va a escucharlo, él y Dientepúa desvían el curso y se van en la dirección opuesta. Hipo da un suspiro de alivio y sonríe ampliamente al saber que Patán se ha ido, pero esta alegría le dura poco ya que Asrid lo mira de mal humor. Él está de acurdo en ir a buscar a Patán mientras los otros van de regreso. Al seguir a Patán, Hipo ve una enorme tromba. Patán vuela directo hacia ella, e Hipo trata de advertirle sobre el peligro, pero Patán lo ignora y se acerca aún más hacia la tromba. Dientepúa es succionado por la tromba. Él lucha por escapar, pero es lanzado en espirales a la distancia. Patán se suelta de su dragón y vuela alrededor de la tromba. Él pide ayuda, e Hipo se sumerge con Chimuelo para tratar de salvarlo. Ellos lo atrapan, pero antes de que Chimuelo pueda escapar de los poderosos vientos, su cola se hace trizas. Él, Hipo y Patán caen del cielo hace una isla. Ellos chocan en el suelo, y la pantalla se pone negra y se escucha un golpe seco.

Al resto de los adolescentes se los ve llegar sanos y salvos a Berk. Estoico y Bocón se reúnen con ellos y les dicen que el barco regresó. Brutacio dice que Estoico debió decirles eso antes de partir y luego trata de culpar a su hermana por el comentario al ver que Estoico no se divierte. Estoico luego pregunta dónde está Hipo, y Astrid le dice que Hipo volvió por Patán. Brutacio hace otro comentario tonto, y lego culpa otra vez a su hermana quien esta vez lo golpea. Bocón luego le dice a Estoico que no se preocupe y le recuerda lo difícil que es hacer que Hipo se baje de su dragón.

La escena vuelve a la isla donde Chimuelo fue visto por última vez estrellándose con los dos chicos. Hipo busca en los alrededores a Chimuelo y Patán. Él encuentra a Chimuelo tirado en una pequeña pendiente en el paisaje árido de la isla y corre hacia él. Los dos se alivian y se alegran al encontrarse. Hipo luego nota que la varilla conectora de la cola se arruinó. Patán le grita desde lo alto de un árbol y le ordena que lo baje. Chimuelo le dispara una pequeña bola de plasma para bajarlo. Hipo le pregunta a Patán si está lastimado, y Patán le contesta con un insulto. Tanto Hipo como Chimuelo, obviamente, no están contentos de tener a Patán de regreso. Patán luego comienza a llamar a Dientepúa, pero no puede encontrarlo por ninguna parte. Hipo trata de consolarlo diciéndole que ya lo encontrarán. Luego señala que tienen que encontrar una forma de salir de allí. Más tarde esa noche, Hipo ha construido una nueva cola amarilla de emergencia y se la pone a Chimuelo, mientras Patán está muy ocupado hurgando en la bolsa de Hipo. Hipo toma la varilla conectora doblada y trata de enderezar con una roca, pero solo logra hacerse daño a sí mismo en el proceso. Luego Patán se queja con Hipo por no haber empacado nada de alimento, entonces Hipo le señala que estaba sosteniendo un pedazo de pan que había guardado en la bolsa. Patán le dice que el pan no es suficiente, pero mientras los dos comienzan a discutir, Chimuelo aparece y se come el pedazo de pan. Esto solo hace que Patán se ponga más enojado, pero Hipo ignora sus insultos y sigue tratando de enderezar la varilla conectora. Patán se acerca, toma la varilla, insulta la debilidad de Hipo, y parte la varilla en dos. Hipo se molesta mucho por esto, y le dice que esa varilla era su única forma de volver a casa. Patán le dice que consiga otra, e Hipo le dice que no tienen la más mínima idea de en dónde están. De repente Chimuelo gruñe al escuchar voces acercándose. Los chicos y el dragón se esconden, y ven a dos vikingos inspeccionando el área. Hipo reconoce a uno de ellos como Salvaje el Marginado, y anuncia con desesperación que ahora sabe dónde están: están varados en la Isla de los Marginados.

A la mañana siguiente se ve a los dos chicos caminando por una pendiente pronunciada en el terreno rugoso de la Isla de los Marginados. Los rayos caen desde arriba y el cielo está nublado, no presagia nada bueno. Hipo demuestra nervios y desesperanza con la sola idea de estar varados en esa isla. Patán camina felizmente detrás de él comiendo unas bayas púrpuras. Cuando Hipo nota esto le sugiere a Patán no seguir comiéndoselas, pero él lo ignora y furiosamente empuja lejos a Chimuelo cuando este empieza a oler las bayas. Hipo le dice que hay una posibilidad de que las bayas sean venenosas, pero Patán le dice que van a tener que pelear y que necesitará fuerzas. Hipo se da vuelta y comienza a caminar de nuevo, mientras sarcásticamente le pregunta a Patán cómo van a derrotar a toda la armada Marginada. Patán le responde balbuceando absolutamente. Hipo se da cuenta de su horrible balbuceo y se da vuelta para ver a Patán con la lengua muy hinchada. Enfadado le recuerda que él le advirtió sobre comerse las bayas. Patán, aún consciente de la condición de su lengua, se mira en un charco que le señaló Hipo. Patán se da cuenta con horror que ahora se ve horrible. Hipo ofrece ayudarlo con algo de su bolsa, pero Patán le pregunta nervioso "¿Bolsa?". Hipo luego se da cuenta de que Patán dejó su bolsa atrás. Él le señala furioso que si alguien encuentra la bolsa los dos estarán muertos porque tenía en ella el emblema de Berk. Patán le dice que se relaje y que nadie encontrará la bolsa. La escena cambia a Salvaje, quien está recogiendo la bolsa y felizmente pensando en cómo Alvin responderá al ver que gente de Berk está en su isla.

De vuelta en Berk, se ve a Estoico mirando preocupadamente al mar tormentoso. Se da vuelta y dice que los chicos se han ido por días, y luego recuerda a Astrid decir que estaban justo detrás de ella. Ella le dice que debieron haber aterrizado para esperar a que pase la tormenta. En ese momento, Bocón y Patapez señalan a un dragón en llamas que se dirigía hacia ellos. Astrid lo reconoce como Dientepúa. El enojado y asustado dragón aterriza al lado de Estoico que lo tranquiliza con un toque en la nariz. Astrid y Patapez notan que si Dientepúa está aquí, ¿dónde están Patán, Hipo y Chimuelo?. Estoico les dice que preparen sus dragones, irán a buscarlos.

De vuelta en la Isla de los Marginados, Alvin está tratando de entrenar a sus dragones. Un Nadder salvaje está en la Arena. Él ataca e hiere a muchos Marginados. Antes de que pueda apretar las mandíbulas en la cabeza de un soldado, Alvin lo agarra por la cola. Él lo gira violentamente alrededor, dice que le gusta este por su espíritu, y luego lo lanza de vuelta a su celda. Luego grita furiosamente, "¡¿Es que núnca voy a lograr que estos dragones hagan lo que quiero?!". En ese momento Salvaje entra y le tira la bolsa. Alvin está muy complacido y pregunta si es su cumpleaños. Dos soldados Marginados le preguntan qué le gustaría para su cumpleaños, y Alvin les grita que dejen de perder el tiempo. Luego envía a sus tropas a recorrer la isla y traerle al dueño de la bolsa vivo, por ahora...

Hipo y Patán son vistos en el borde de una montaña mirando al pueblo Marginado. Hipo mira a través de su catalejo, localiza la herrería, y dice que deben esperar hasta que el herrero se valla. Cuando lo haga, ellos se escabullirán hasta abajo y harán una nueva varilla conectora. Patán no está prestando mucha atención porque estaba ocupado remojando su lengua hinchada en un recipiente con algún tipo de líquido. Él le dice a Hipo que es asqueroso y que vió a Chimuelo escupir en el. Chimuelo gorjea alegremente mientras Hipo le explica que la saliva de los Furia Nocturna tiene propiedades curativas. Patán remarca que aún sabe a pastel de yak.

En ese momento el grupo de rescate está volando sobre el océano con Estoico al mando y Bocón sobre Dientepúa, aún prendido en llamas. Dientepúa capta el olor de su amo y vuela en su dirección, con el resto siguiéndolo.

Es de noche en la Isla de los Marginados. Los chicos caminan hacia la herrería mientras Patán hace una gran cantidad de ruido inútil, disfrutando su legua de nuevo. Esto frustra a Hipo, pero justo en ese momento un Pesadilla Monstruosa bloquea su camino. Patán lo confunde con Dientepúa y lo llama hacia él. Se da vuelta y violentamente lo golpea contra una roca. Chimuelo lo ataca, pero Hipo lo calma. Hipo se acerca y calma al Pesadilla, pero el ruido atrajo soldados Marginados. Ellos tratan de atacar a los Hooligans, pero son ligeramente retrasados por el Pesadilla que les lanza fuego. Lo derrotan y luego persiguen a Hipo, Chimuelo y Patán. Hipo hace que Chimuelo los atraiga, y los Marginados se dejan engañar y lo siguen. Hipo dice que harán otro intento cuando Chimuelo regrese, pero Patán se negó y le dice a Hipo que casi consiguió que los atraparan a ambos. Hipo le responde con enojo que la única razón por la que los Marginados saben que están allí es porque él dejó la bolsa con el emblema de Berk. Patán le responde que Hipo fue quien trajo la bolsa con el emblema a la Isla de los Marginados. Los dos siguen discutiendo hasta que Hipo ofrece escuchar una de las ideas de Patán. Él es incapaz de responderle, y solo es capaz de mirar enojado a Hipo. Hipo, felíz de haber dejado sin palabras a Patán, se vuelve a Chimuelo diciendo "Precisamente lo que esperaba!". Patán se pone aún más furioso y llama a Hipo un presumido. Hipo se enoja con esta acusación mientras Patán comienza a enumerar cosas de Hipo con sarcasmo: su inteligencia, su valor, mató a Muerte Roja, entrenó a los dragones, incluso su pierna de metal. Hipo le dice a patán que sí es eso lo que le molesta,su pierna de metal,y patán le dice que le molesta todo lo que está con la pierna de metal,hipo le dice a patán que lo supere ya que en ese momento es todo lo que tiene. Patán se va furioso diciéndole que no lo necesita. Hipo lo alienta a irse y le dice que él tampoco lo necesita.

De vuelta con el resto de los jinetes, Patapez nota algo en el agua. Astrid utiliza la cola de Torméntula para conseguirlo, revelando ser la cola de Chimuelo. Patapez inmediatamente entra en pánico diciendo que sin su cola, Chimuelo no puede volar. Estoico ordena volar más cerca del agua para encontrar a los chicos.

En la herrería de los Marginados, Hipo se desliza a través de las barras pero Chimuelo es demasiado grande, por lo que Hipo le dice que se mantenga oculto. Sin embargo, un Gronckle salvaje que estaba en el techo ataca de repente a Chimuelo, y con el golpe ambos terminan en un pequeño barranco. Justo cuando Hipo le estaba dando los toques finales a la varilla, Salvaje y otros dos Marginados aparecen y lo capturan, así como también quitarle la varilla conectora de las manos de un golpe. Mientras se van, Hipo mira hacia atrás por Chimuelo, pero solo ve la lava del Gronckle. Sin su dragón, Hipo es llevado hacia Alvin. Chimuelo continúa su batalla contra el Gronckle esquivando sus disparos. Chimuelo dispara dos bolas de plasma para ahuyentar al Gronckle y luego, percibiendo que Hipo está en peligro, trata de trepar el barranco para salir, pero es demasiado profundo. Chimuelo luego percibe el olor de Patán y lo sigue hasta salir por una apertura en el barranco.

Patán está al borde de la isla con un balsa improvisada que construyó, diciendo que Hipo no es el único que puede tener buenas ideas. La balsa parece funcionar hasta que Patán se sube, y se hunde. Caminando de regreso a la orilla, Patán dice que fue bueno que Hipo no viera eso. Él se sorprende al ver a Chimuelo, y pensando que Hipo está cerca, Patán dice que aún no lo necesita. Sin embargo, cuando Hipo no aparece, junto al extraño comportamiento de Chimuelo, Patán se da cuenta que el dragón trata de decirle que Hipo necesita su ayuda, y los dos se dirigen hacia la herrería.

Al llegar a la herrería, Patán entra y llama a Hipo. Él nota la varilla conectora en el suelo y la recoge. De repente, el herrero aparece y trata de atacar a Patán con su hacha. Chimuelo asoma la cabeza por entre las barras pero no es capaz de ayudar a Patán. Patán usa la varilla para detener los golpes de herrero y luego lo patea hacia una pila de escudos. Patán se da vuelta para mirar a chimuelo con arrogancia, pero el dragón nota que el herrero va a atacarlo por detrás. Chimuelo ruge y Patán a penas esquiva el golpe del Marginado. El herrero ahora sostiene un mazo enorme y desarma a Patán. Chimuelo ve esto y usa una pequeña bola de plasma para enviarle de vuelta a Patán la varilla conectora. Patán patea al herrero hacia Chimuelo quien violentamente lo noquea y lo deja del otro lado del cuarto de un cabezazo. Patán sale de la herrería y nota que él y Chimuelo hacen un gran equipo. Luego se burla tontamente diciendo que tal vez no devuelva a Hipo Chimuelo, causando que el dragón comience a gruñir. Patán se disculpa rápidamente, y los dos ven a Hipo siendo escoltado por un camino en la montaña. Patán salta sobre Chimuelo y los dos se dirigen a rescatar a Hipo de sus captores. Mientras los Marginados llevan a Hipo por el camino, Salvaje se da vuelta y le pregunta en dónde está el resto de su grupo, Hipo, en calma y alegre le responde con sarcasmo: "No soy yo, solo yo. Tomando unas pequeñas vacaciones; escuché que la Isla de los Marginados es hermosa en esta época del año". Salvaje se molesta y responde al sarcasmo de Hipo con un intimidante "Oh Alvin te lo quitará. De hecho, él lo disfrutará, pero créeme, tu no".Alvin mira alegremente a través de su catalejo cómo Hipo está cada vez más cerca, y ordena a sus hombres que preparen sus dragones para entrenarlos. Mientras los Marginados lo escoltaban se topan con un barranco, Patán y Chimuelo se preparan para atacar. Patán causa una avalancha de rocas para bloquear el camino adelante y luego le da una señal a Chimuelo para que haga lo mismo con la parte de atrás. Los dos luego saltan sobre los Marginados atrapados. Alvin mira con enojo, toma una hacha, y corre hacia la batalla. Patán usa la varilla conectora para dejar inconsciente temporalmente a Salvaje, pero los otros Marginados lo mantienen contra la pared atacando con sus lanzas. Chimuelo araña hacia un costado a un Marginado. Patán luego le lanza la varilla conectora al Marginado que sostenía a Hipo. La varilla golpea al soldado justo en la cara, y afloja su control sobre Hipo. Hipo luego toma la varilla y le da un buen golpe en la cara, luego corre con felicidad hacia Chimuelo, pero la batalla aún no se acaba. Salvaje se recupera y ataca a Patán por la espalda. Chimuelo salva a Patán disparándole un bola de plasma con fuerza moderada a Salvaje. Salvaje es aturdido, y cuando se para de nuevo es intimidado hasta huír cuando ve a sus oponentes mirándolo furiosamente. Patán corre tras él y se burla de él mientras Hipo repara la cola de Chimuelo usando la varilla conectora. Patán corre directo hacia Alvin mientras perseguía a Salvaje, pero Chimuelo agarra a Patán y el grupo se eleva en el aire. Alvin y sus Marginados tratan en vano de derribar a Chimuelo del aire, y los Hooligans se escapan. Alvin hierve con la frustración de haber perdido de nuevo contra un chico de 40 kilos.

Hipo y Patán tienen un momento agradable teniendo en cuenta que realmente eran capaces de trabajar bien juntos. El reconocimiento mutuo de los dos chicos se ha profundizado con claridad. Luego, se encuentran con el resto de los entrenadora, quienes se alivian mucho de encontrarlos a salvo. Mientras vuelan de vuelta a Berk, el episodio termina con Hipo narrando que a veces la última persona en la que confías es con la que quedas atrapado, y que estar atrapado con Patán no fue fácil, pero que no sabía lo mucho que podía confiar en él.

Eventos importantesEditar

  • A partir de este episodio, la relación entre Hipo y Patán comienza a mejorar un poco.

CuriosidadesEditar

  • Esta es la primera vez que se ve a Bocón montar un dragón solo.
  • La parte trasera del mapa de Patapez es el mapa del tesoro de Hamish II del episodio El retrato de Hipo como un hombre fuerte.
  • Cuando Patán estaba en la herrería y es atacado por el herrero, usa la varilla conectora como arma en vez de las otras armas que había en la herrería, y cuando Patán pierde la varilla la toma de nuevo en vez de tomar un arma real para defenderse.

GaleríaEditar

Tromba
Para ver la galería haga click aquí.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar