FANDOM


Liberen a Scauldy (Free Scauldy en inglés) es el treceavo episodio de Defensores de Berk y el episodio número 33 de la serie en total. Es precedido por Cosas de Vuelo y sucedido por Congelado.

TramaEditar

Hipo, Chimuelo y los jinetes encuentran un Caldero herido en las playas de Isla Metamórfala. Cuando el Caldero siente un cariño por Brutilda, los chicos ven una oportunidad para curar al dragón y regresarlo sano al océano, antes de que caiga victima de los territoriales Metamórfalas. Desde entonces Brutilda tiene un nuevo amigo llamado Scauldy.

SinopsisEditar

El episodio comienza con los gemelos, Hipo y Patapez patrullando en busca del Grito Mortal. A Patapez no le agrada estar con los gemelos, pero Hipo le dice que eran ellos o Patán. Mientras tanto, Patán otra vez le coquetea a Astrid, lo cual la molesta mucho.

Tiempo más tarde, el grupo de Hipo encuentra un Escaldaron herido, con un ala bajo unas rocas, en la Isla Alacambiante. Hipo intentó entrenarlo, pero el Caldero lo atacó. Más tarde, los jinetes mojan su cuerpo con agua para re-hidratarlo, esperando ganarse su amistad, pero el dragón de mar sigue siendo agresivo con ellos. Hipo y Patapez concluyen que no hay nada que puedan hacer para ayudarlo sin arriesgar a sus dragones y a ellos mismos, pero los otros dragones se niegan a irse.

Barf y Belch terminan lanzando a sus jinetes en este berrinche para quedarse. Brutacio aterriza cerca de unas piedras, pero Brutilda aterriza justo enfrente del Caldero, el cual le gruñe en señal de defensa. Hipo le dice a Brutilda que no se mueva, entonces el enorme dragón comienza a olfatearla. Tomándolo a mal, Barf y Belch intentan atacar al Escaldaron, pero Hipo les ordena que no lo hagan ya que no la ha lastimado todavía. El dragón de mar sigue olfateándola, lo que hace que Brutacio comente que Brutilda ha estado oliendo mal los últimos días porque ella pone aceite de pescado en su pelo. Hipo y Patapez entonces se dan cuenta de que todavía no la ha atacado porque huele como su hogar.

Astrid y Patán esperan al resto, notando que se han retrasado mucho. Patán aprovecha para coquetearle a Astrid, pero ella le devuelve insultos, esperando que con eso se callara, pero solo hace que Patán sea más insistente. Luego de haber concluido que a Hipo le pasó algo, Astrid sale volando para buscarlo, con Patán siguiéndola. Mientras tanto, Hipo y Brutilda intentan entrenar al Escaldaron, el cual ya se está deshidratando por haber estado tanto tiempo fuera del agua. Brutilda lo llama Scauldy, y éste pronto la deja acariciarlo. De repente un grupo de Metamórfalas los atacan, y no hubieran podido proteger a Scauldy de no haber sido por la llegada de Astrid y Patán.

Los jinetes ahuyentan exitosamente a los dragones, y luego hacen que Brutilda distraiga a Scauldy mientras el resto remueve las rocas sobre su ala. Al hacer esto, se dan cuenta de que estaba rota, pero Patapez dice que es posible curarla con una plantilla. Mientras Brutilda sigue distrayendo al enorme dragón, su hermano, Hipo y Patapez se ponen a trabajar en una plantilla para el ala, mientras que Patán y Astrid van a vigilar que no vengan más Alacambientes. Como Astrid ya está harta de aguantar a Patán, ella finge estar enamorada de él, lo cual lo asusta y evita que siga coqueteándole. Luego de haber divisado un grupo grande de Metamórfalas, ambos vuelven con el resto a avisarles.

Luego de haberle avisado al resto, el grupo casi termina con la plantilla, pero la liana que Patapez usaba de rompe y le queda un pedazo demasiado corto como para terminar de unir todo. Hipo ordena abandonar la isla, pero Brutilda se niega a irse. Scauldy la empuja lejos, tratando de convencerla para que se valla, ya que sabe que si se queda a protegerlo puede llegar a morir. Astrid avisa que los dragones ya se están acercando y que deben apurarse.

Brutilda busca desesperadamente algo con qué atar la plantilla de Scauldy. Entonces se le ocurre una idea y saca un cuchillo. Unos momentos después, los Alacambiantes llegan, solo para encontrar la playa bacía y el cuchillo de Brutilda abandonado.

Mientras los jinetes vuelan sobre Scauldy que avanza nadando, se revela que Brutilda cortó sus trenzas para usarlas en la plantilla. Los otros vikingos la felicitan por su pensamiento rápido, su valor y devoción. Hipo se disculpa con Astrid por haberla dejado todo el día junto a Patán, pero ella dice que no estuvo tan mal, ya que logró asustarlo y hacer que dejara de coquetearle.

Brutilda se acerca al agua y extiende su mano, entonces Scauldy saca su cabeza para permitirle despedirse. Ella le dice que está triste por tener que irse, pero que puede venir a visitarla cuando quiera. Luego de la despedida, Scauldy se sumerge de nuevo. Brutacio le dice a su hermana que ahora se ve como un chico, y ella le contesta que él siempre se ve como una chica. Luego se ve a Scauldy nadando libremente.

Eventos importantes Editar

  • Brutilda entrena un Caldero.
  • El ala de Scauldy se recupera.

Curiosidades Editar

  • Desde este capítulo, Brutilda lleva cabello corto, sin embargo, solo permanece así durante ese episodio.
  • En este episodio Astrid simula estar enamorada de Patán, pero en los siguientes episodios no lo hace.

Galería Editar

Scauldy
Para ver la galería de este episodio haga clic aquí.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar